Acupuntura y fertilidad

La acupuntura es una de las técnicas que puede considerar si experimenta dificultades para lograr el embarazo. Ya sea para lograr el embarazo de forma natural o mediante técnicas de reproducción asistida, la acupuntura es una de las técnicas naturales más populares para mejorar la fertilidad.

Si bien la medicina occidental no ha logrado descifrar aún los mecanismos exactos de su funcionamiento, existen artículos científicos que demuestran su utilidad. Desde el punto de vista de la medicina oriental, la acupuntura ayuda al cuerpo a retornar a un estado de equilibrio energético, que entre otros muchos efectos puede tener como resultado una mejora de la capacidad de concebir.

Como ejemplo, existe un estudio que engloba a 225 mujeres, publicado por la Universidad de Dortmund en Alemania, en la que mediante la combinación de acupuntura con técnicas de reproducción asistida se logró una tasa de embarazo del 28,3%. Por su parte, en el grupo de mujeres que sólo se trataron médicamente sin recurrir a la acupuntura, este porcentaje fue de sólo el 13,7%.

Para la práctica de la acupuntura se utilizan unas agujas muy finas, que se insieren en ciertos lugares del cuerpo. Según la medicina tradicional china, las zonas del cuerpo por las que fluye la energía se conocen como meridianos. Mediante acupuntura, esta energía o “Chi” o “Qi” puede re equilibrarse, obteniendo unos u otros beneficios para la salud en función de los puntos de acupuntura que se traten.

Aún en personas que tienen miedo a las agujas es posible practicar acupuntura. Se trata de unas agujas finísimas que la mayoría de pacientes toleran bien.

Los científicos occidentales han tratado desde hace muchos años de determinar el mecanismo de acción de la acupuntura. Hasta ahora se ha demostrado que la inserción de las finas agujas en el cuerpo promueve la liberación de endorfinas, que reducen el dolor y producen bienestar. Además, se facilita la irrigación sanguínea de la zona, mejorando el aporte de oxígeno y nutrientes y reduciendo la inflamación.

La aplicación de la acupuntura en la fertilidad femenina está en auge desde hace unos años. Ya no es extraño que una mujer que experimenta cierta dificultad para lograr el embarazo visite a un acupuntor o acupuntora. Mediante un cuestionario, el especialista puede determinar qué zonas tratar e iniciar el tratamiento, que puede combinarse si es necesario con ciclos de reproducción asistida.

Si bien no se recomienda visitar una clínica de fertilidad hasta que haya transcurrido un año de relaciones sexuales sin protección, la visita de acupuntura para la fertilidad puede llevarse a cabo mucho antes.

En cualquier caso, es importante tener cierta paciencia: los efectos de la acupuntura no son inmediatos sino acumulativos. Además, con el tiempo generalmente aumenta el conocimiento del paciente por parte del acupuntor/a y éste puede acabar de ajustar su trabajo.

Fuente: befertil